El Tenedor

Sobre 1077 apareció el primer tenedor en las cortes occidentales, llegando desde Costantinopla, pensaban que era un “utensilio diabólico” porque […]

Sigue leyendo